Preparación

1

Nuestro primer paso es limpiar bien las manzanas en agua caliente con el bicarbonato para poder quitar esa película de cera que tienen las manzanas. A continuación, secar bien con papel absorbente.

2

Una vez limpias y secas ensartar una brocheta o palito de madera como el de las paletas, preferiblemente de esos que son redondos. Se pueden usar brochetas de madera especiales para tapas y banderillas.

3

Ahora, calentamos los Toffee Nata al baño maría juntos con la leche hasta conseguir una salsa de caramelo lisa y homogénea (Se puede calentar también en Microondas?. Remover la mezcla de vez en cuando.

4

Una vez esté fundido, agregar el colorante, si vamos a hacerlas de color negro hay que tener en cuenta que necesitaremos bastante colorante pues a ese color le cuesta más agarrar.

5

En un mortero aparte, machacamos alguno de los caramelos Terrorífico y los dejamos a un lado.

6

Una vez tenemos el caramelo de Toffe Nata y nuestros Terroríficos machacados, bañamos las manzanas en el caramelo y las rebozamos en el polvo de Terroríficos.

7

A medida que vayamos bañando y rebozando las manzanas, las iremos colocando en una bandeja con papel de horno. Si vemos que se nos espesa demasiado el caramelo solo hay que calentar de nuevo el caramelo en el microondas o al baño maría.

8

Ya solo nos queda meterlas en el frigorífico para que endurezca un poco el caramelo, colocarlas en una cesta o bandeja junto a más caramelos Terrórico sin machacar y no tendremos que preocuparnos más del famoso "Truco o Trato"