Preparación

1

Es importante que lo primero que hagamos sea introducir en el congelador 24 horas mínimo el recipiente que usemos posteriormente para hacer el helado.

2

Montamos la nata con la mitad del azúcar. No es necesario montarla del todo. Usamos nuestra batidora y reservamos.

3

A continuación mezclamos el queso con el resto de azúcar, le añadimos la leche entera y seguimos mezclando con cariño.

4

Ahora nos queda ir incorporando a la mezcla la nata, haciendo 
movimientos envolventes para que no se baje la mezcla y consigamos una suave crema.

5

Calentamos los Toffee Moka al baño maría hasta conseguir una pasta. La introducimos a nuestra mezcla y seguimos moviendo.

6

Una vez lista ponemos en marcha la heladora y vertemos la mezcla dejándola funcionar durante unos 30 minutos.

7

Vertemos la mezcla en el recipiente deseado y dejamos congelar hasta conseguir la textura deseada.

8

Ahora solo queda disfrutar de este delicioso helado de Toffee Moka!