Preparación

1

Precalentamos el horno a 190ºC, y engrasamos un molde. ¡Si tienes uno para pasteles mejor! Si no, cualquier molde de tamaño medio servirá.

2

Cortamos los caramelos en trocitos con la ayuda de un cuchillo o tijeras. Puedes meterlos algunos segundos en el microondas para ablandarlos y que te resulte más sencillo.

3

Batimos la mantequilla en la batidora y vamos añadiendo el azúcar poco a poco hasta obtener una mezcla homogénea de color blanco.

4

Cascamos y batimos los huevos, y añadimos a la mezcla. Removemos hasta que quede todo totalmente integrado.

5

Por otro lado, mezclamos la harina con la canela y el cardamomo. Lo incorporamos a la mezcla de mantequilla y azúcar y removemos bien.

6

Llega el turno de las manzanas. Las pelamos y cortamos en láminas. Mézclalas, junto a los pedacitos de toffee, al resto de la preparación.

7

Vertemos la masa en el molde de hornear e introdúcelo en el horno 1 hora.